Coincidiendo con la apertura del periodo de matriculación para cursar estudios en la Universidad de Valladolid, el Consejo Social  ha puesto en marcha una campaña informativa con el fin de dar a conocer entre los estudiantes la normativa de progreso y permanencia que regula su estancia en la Universidad.

Para ello, ha editado unos pósteres que serán visibles en los tablones de anuncios y secretarías de los centros y facultades de todos los campus de la UVa, en los que se recuerda a los estudiantes de la importancia de esta normativa que afecta a las titulaciones oficiales de grado y máster y se les insta a que se informen sobre ella.

Asimismo, durante las fechas de preinscripción y matrícula, el Consejo Social va a dar a conocer diferentes aspectos de estas normas a través de su perfil en twitter @ConsejoSocUVA, así como en su página web (http://consejosocial.uva.es), en su portal UVaINVESTIGA (http://consejosocial.inf.uva.es/) y en la página web de la UVa (www.uva.es),  donde los estudiantes pueden acceder a la normativa completa.

Entre otros importantes aspectos, las Normas de Progreso y Permanencia de los Estudiantes de la Universidad de Valladolid establecen el periodo máximo de matriculación en una misma titulación y un número mínimo y máximo de créditos de matrícula por curso académico.

Así, fijan en 60 ECTS el número mínimo de créditos a matricular en el caso de los estudiantes a tiempo completo y de 30 ECTS para los de tiempo parcial que se matriculen por primera vez.

En cursos sucesivos, los estudiantes deberán matricularse en un número de créditos comprendido entre 36 ECTS y 90 ECTS en el caso de estudiantes a tiempo completo y entre 24 y 36 ECTS en los de tiempo parcial.

La normativa indica que en el primer curso académico es necesario aprobar un mínimo de12 créditos para poder continuar con los estudios en el caso de estudiantes a tiempo completo y 6 créditos en los de tiempo parcial.

También señala que el estudiante deberá matricularse en primer lugar de las asignaturas básicas u obligatorias que tenga pendientes de cursos anteriores.

La normativa mide el periodo máximo de matriculación en la Universidad a través de las denominadas “unidades de permanencia”, que equivalen a un año académico, y la establece en el doble de años académicos de que conste la titulación o máster que curse el estudiante.

En el caso de que los estudiantes superen ese límite de permanencia o no aprueben el mínimo de créditos establecido en el primer año, la regulación señala que deberán abandonar los estudios que estén cursando, pudiendo iniciar otros estudios universitarios siguiendo el procedimiento general de ingreso.

No obstante, a los estudiantes que les resten un máximo de 18 créditos o el trabajo de fin de grado o fin de máster para concluir su titulación y hayan agotado el máximo de permanencia, se les concederá automáticamente una unidad.

La Normativa de Progreso y Permanencia de los Estudiantes de la Universidad de Valladolid fue aprobada por el Consejo Social de la UVa en marzo de 2013 y entró en vigor en el curso 2014/2015. Esta normativa es consecuencia del proceso de adaptación de las enseñanzas oficiales al Espacio Europeo de Educación Superior y entre otras novedades