La Comisión de Economía del Consejo Social ha aprobado en su reunión del 17 de diciembre de 2020 los programas de trabajo del Servicio de Control Interno de la Universidad de Valladolid para los ejercicios 2020 y 2021.

Estos programas de trabajo han sido elaborados bajo las directrices del Consejo Social aprobadas por su Comisión Permanente del 30 de noviembre, y de acuerdo con los criterios de rendición de cuentas y control interno que deben impulsarse en las universidades españolas fijados por el Consejo de Universidades y la Conferencia General de Política Universitaria en su documento de mejora y seguimiento de las Políticas de Financiación de las Universidades de abril de 2020.

Así, las Normas de Ejecución Presupuestaria del Presupuesto de la Universidad de Valladolid para el año 2020 establecen que el Servicio de Control Interno velará por el cumplimiento de los principios de legalidad y de eficacia en la gestión de los ingresos y de los gastos mediante la realización de actuaciones de fiscalización de auditoría contenidas en el programa de trabajo aprobado por resolución rectoral, previo informe favorable de la Comisión de Economía del Consejo.

Estos programas de trabajo fijan objetivos, plazos y procedimientos, inspirándose en los principios de mejora continua y seguimiento efectivo de las recomendaciones.

La selección de estos procedimientos y las unidades objeto de auditoría interna se realiza teniendo en cuenta entre otros, criterios como el impacto en los objetivos institucionales de la Universidad, la cuantía del volumen presupuestario afectado, la complejidad de las actividades, los mecanismos de autocontrol, los controles externos y el riesgo existente.

Con todo ello, el Servicio de Control Interno elabora una memoria anual de los resultados más relevantes de las actuaciones realizadas durante el ejercicio anterior y recomendará las actuaciones que resulten aconsejables.

Los objetivos de estas actuaciones son, entre otros, verificar el cumplimiento de la normativa que resulte de la aplicación a la gestión objeto de control, y evaluar que la actividad y los procedimientos objeto de control se realizan de acuerdo con los principios de eficacia, eficiencia, economía, planificación, coordinación, transparencia y buen gobierno.

Asimismo, otra de las funciones del Servicio de Control Interno es verificar el cumplimiento de los objetivos asignados a las unidades que componen la estructura organizativa de la Universidad, así como a los centros de coste o unidades que tengan una asignación presupuestaria.

Este informe será presentado a la Comisión de Economía del Consejo Social que lo elevará al Pleno para su aprobación.