Coincidiendo con la apertura del periodo de matriculación en la Universidad de Valladolid para el curso 2018/2019, el Consejo Social de la UVa ha recordado a los estudiantes, y especialmente a los nuevos alumnos, la necesidad de que conozcan las normas que regulan su paso por esta Institución Académica.

Estas reglas están recogidas en la Normativa de Progreso y Permanencia que establece el periodo máximo de matriculación en una misma titulación y el número mínimo y máximo de créditos de matrícula por curso académico, entre otros importantes aspectos.

De ahí que el Consejo Social inste a los nuevos alumnos a consultarla tanto en la página web de la UVa (www.uva.es) como en el portal del Consejo Social, donde además pueden encontrar respuesta a las preguntas más frecuentes que se plantean en relación con esta regulación (http://consejosocial.uva.es/reglamento-de-permanencia/).

La Normativa de Progreso y Permanencia, que afecta a las titulaciones oficiales de grado y máster, determina que los nuevos alumnos a tiempo completo deberán matricularse de un mínimo de 60 ECTS, y de 30 ECTS los estudiantes a tiempo parcial.

En cursos sucesivos el número de créditos deberá oscilar entre 36 ECTS y 90 ECTS para los alumnos a tiempo completo, y entre 24 y 36 ECTS para los de tiempo parcial, y señala que el estudiante deberá matricularse en primer lugar de las asignaturas básicas u obligatorias que tenga pendientes de cursos anteriores.

También establece que en el primer curso académico los estudiantes a tiempo completo deben aprobar un mínimo de 12 créditos para poder continuar con los estudios, mínimo que se reduce a 6 créditos en el caso de los estudiantes a tiempo parcial.

La normativa fija el periodo máximo de matriculación en la Universidad a través de las denominadas “unidades de permanencia”, equivalentes a un año académico, y lo sitúa en el doble de años académicos de que conste la titulación o máster que curse el estudiante.

Si los estudiantes superan ese límite de permanencia o no aprueban el mínimo de créditos establecido en el primer año, deberán abandonar los estudios que estén cursando, pudiendo iniciar otros estudios universitarios siguiendo el procedimiento general de ingreso.

No obstante, está prevista la concesión automática de una unidad de permanencia para que puedan concluir sus estudios a los estudiantes que hayan agotado el máximo de permanencia y que les queden menos de 18 créditos o el trabajo de fin de grado o de fin de máster para concluir su titulación.

La Normativa de Progreso y Permanencia de los Estudiantes de la Universidad de Valladolid fue aprobada por el Consejo Social de la UVa en marzo de 2013 y es consecuencia del proceso de adaptación de las enseñanzas oficiales al Espacio Europeo de Educación Superior. Entró en vigor en el curso 2014/2015.