El pleno del Consejo Social de la Universidad de Valladolid ha dado el visto bueno al presupuesto de la UVa para el ejercicio 2018 aprobado el pasado 21 de febrero por el Consejo de Gobierno de la institución académica, y que asciende a un total de 195.943.370 euros.

Este importe supone un incremento del 0,19% respecto al presupuesto del pasado ejercicio, destacando la subida en 430.000 euros de la partida de “Becas generales de ayudas a estudiantes” destinadas a universitarios con dificultades, el incremento de 200.000 euros del capítulo para la dinamización de los másteres o el presupuesto adicional de 230.000 euros para acciones de refuerzo de los institutos de investigación.

Casi el 85% del gasto se dedica a docencia universitaria, el 11,3% a actividades de investigación y el 3,63% restante a otras actividades y servicios.

El presupuesto también prevé una partida de 1,5 millones de euros para obras menores y reformas, y más de 10 millones de euros para grandes proyectos de inversiones, como la segunda fase del Campus de Soria, el edificio I+D+i del Campus de Soria y la reforma integral de la Sede Mergelina de la Escuela de Ingenierías Industriales y su Aulario.

Esta sesión plenaria es la primera presidida por Óscar Campillo tras su toma de posesión el pasado mes de diciembre. En ella, el presidente del Consejo Social volvió a expresar su intención de trabajar para mejorar la imagen de la Universidad de Valladolid e implicar en su día a día a la sociedad de las ciudades y provincias en las que está implantada.

“Mi prioridad en este mandato es ensanchar, mejorar y expandir la buena imagen de la UVa”, aseguró Campillo, quien invitó a los vocales del Consejo Social a “poner toda la carne en el asador para poner en valor todo lo bueno que tiene la Universidad y que los ciudadanos la sientan como algo propio que les concierne”.

Campillo animó también a los miembros del Consejo Social a actuar como “agentes comerciales” de la UVa y a tener una participación activa en la labor de este órgano de participación de la Sociedad en la Universidad. “Si nos implicamos en esta tarea vamos a conseguir que la UVa sea reconocida como la institución más querida y que tenga la proyección internacional que se merece”, afirmó.

Por último, destacó que la primera actuación oficial de su mandato en esta línea de trabajo será el acto de presentación del estudio “La contribución socioeconómica de la Universidad de Valladolid” que tendrá lugar el próximo 16 de marzo en la Feria de Valladolid “con el que verdaderamente vamos a poner negro sobre blanco” la importancia e impacto de la UVa “y que sin ella Castilla y León no sería como es”, concluyó.

La elaboración de este estudio es una de las principales actuaciones desarrolladas por el Consejo Social a lo largo del pasado ejercicio, tal y como recoge la Memoria de Actividades de 2017 aprobada también por el pleno de este órgano en su primera reunión de 2018.