Un año más, el Consejo Social está colaborando con el desarrollo del concurso  “Three Minute Thesis” (3MT) 2017, organizado en Valladolid por la Escuela de Doctorado de la UVa.

Estudiantes de los diferentes programas de doctorado han competido entre los días 2 y 6 de octubre en varias eliminatorias para hacerse con uno de los 12 puestos de la gran final conjunta que se celebrará el 9 de noviembre en el Museo de la Ciencia de Valladolid y que contará con participantes de la Universidad de Burgos (UBU) y la Universidad de León (ULE), miembros del Campus de Excelencia Internacional CEI-Triangular E3.

En Valladolid, la primera de las eliminatorias tuvo lugar en el IES Zorrilla y en ella participó como miembro del jurado la vocal del Consejo Social Mercedes Arana.

Posteriormente, se celebraron otras pruebas en la  Escuela de Ingenierías Industriales, el Instituto de Biología y Genética Molecular y el IES Núñez de Arce, que contaron la  presencia José Gerardo García, vocal del Consejo Social, y de Jesús Jiménez y César Milano, presidentes de sus comisiones de Economía y Académica, respectivamente.

Además de los miembros del Consejo Social, los jurados de este premio están formados por otros representantes de la sociedad vallisoletana y sus instituciones, entre los que se encuentran escritores, medios de comunicación, fundaciones, institutos de enseñanza secundaria, empresas, sindicatos, etc.

Ellos deciden los tres participantes de cada eliminatoria que merecen pasar a la Final Local del concurso, prevista para el  25 de octubre en el Paraninfo de la Universidad de Valladolid,  y a la que asistirá en representación del Consejo Social su vocal Carlos Fernández Aganzo, director de El norte de Castilla.

Los cuatro ganadores de la Final Local recibirán un premio de 500 euros cada uno y el derecho a participar en la gran final junto con los 8 representantes de las universidades de Burgos y León.

En total, el concurso repartirá más de 11.900 euros en premios entre sus participantes.

Three Minute Thesis (3MT®) es un concurso de comunicación para investigadores de todas las áreas del conocimiento, iniciado en 2008 por la Universidad de Queensland en Australia. Actualmente, universidades de todo el mundo han adoptado este modelo, que permite desarrollar las habilidades comunicativas de los investigadores predoctorales.

Este concurso reta a los estudiantes a consolidar sus hipótesis, objetivos e ideas y la validez e importancia de los resultados, y a presentarlos de forma clara y concisa, utilizando solamente los recursos propios de la oratoria y la retórica, esenciales para sus futuras carreras profesionales.