Estimados miembros de la comunidad universitaria,

Como todos sabéis por las noticias que nos llegan a través de los medios de comunicación, desafortunadamente la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 se agrava cada día. No tenemos un horizonte claro de cuándo pasará lo peor. En este escenario, este último fin de semana el Gobierno de España ha endurecido las medidas de confinamiento de la población limitando la actividad exclusivamente a aquella que se considera absolutamente esencial. Como vemos, la situación cambia día a día y no nos queda más remedio que adaptarnos a las nuevas circunstancias. Por ello, en coordinación con las demás universidades públicas de Castilla y León, manteniendo las especificidades de cada una, hemos elaborado unos criterios homogéneos de funcionamiento.

En cuanto a los profesores, deben continuar con la docencia online y con el seguimiento del trabajo de los estudiantes a través del Campus Virtual, siempre en las condiciones de confinamiento en sus hogares dictadas por el Gobierno de la Nación. El desarrollo de la actividad laboral del PAS en la modalidad en remoto o, en general, a distancia, continuará llevándose a cabo siguiendo las directrices que comunique el Gerente o los cargos académicos de los que exista dependencia funcional.

La única actividad presencial será la vinculada a la prestación de servicios esenciales, incluida la satisfacción de necesidades imprescindibles e inaplazables para la defensa del interés público institucional. El acceso a los centros solo podrá llevarse a cabo para el mantenimiento de equipos y sistemas y cuidado de organismos vivos.

Encaramos cuatro días de teletrabajo y docencia online, con restricción prácticamente absoluta de acceso a los centros de la UVa. Y os recuerdo que desde el 3 al 13 de abril tenemos las vacaciones de Semana Santa. Van a ser unas vacaciones singulares, que seguramente no diremos que vamos a disfrutar. Pero creo que vendrán bien para descansar y rearmarnos psicológicamente para seguir en esta lucha.

Son tiempos complicados los que nos toca vivir, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Pero creo que, más que nunca, es conveniente reiterar un mensaje de serenidad, compromiso y responsabilidad. Hacia todos los trabajadores, PAS y PDI de la Universidad de Valladolid, que están dando un ejemplo magnífico en este sentido. En los momentos difíciles es cuando mejor se manifiesta el compromiso con nuestra institución, así como el cariño que sentimos por ella y por la misión que tiene en nuestra sociedad. Pero muy particularmente este mensaje debe llegar a nuestros estudiantes y sus familias, que viven con zozobra una situación en la que hay pocas certidumbres en el horizonte. Cuando además se propagan rumores que contribuyen a intensificar las dudas de nuestros estudiantes. Queridas y queridos estudiantes, tened la seguridad de que vuestra universidad y todos sus integrantes hacen y harán todo el esfuerzo que sea necesario para que podáis completar vuestra formación académica. Para que el trabajo y esfuerzo que estáis realizando en vuestras casas, por el que os felicito sinceramente, os permita no veros perjudicados académicamente por la presente situación de excepción.

Todos debemos centrarnos en hacer lo mejor posible nuestro trabajo. Y en contribuir a superar esta crisis siguiendo estrictamente los consejos y disposiciones de las autoridades sanitarias. Seamos responsables con la sociedad. Y solidarios con aquellos miembros de nuestra comunidad universitaria a los que ha alcanzado esta pandemia. Nuestro recuerdo de cariño y mejores deseos de recuperación para nuestros compañeros afectados por el Covid-19, así como para todos aquellos que tenéis en vuestra familia o entorno próximo algún afectado. Ánimo que saldrán adelante. Algunos de ellos son compañeros del ámbito sanitario, profesores de ciencias de la salud que ejercen asimismo en hospitales y centros sanitarios. Nuestra admiración y ánimo a todos ellos, que realizan una labor imprescindible y extraordinaria en primera línea frente a esta pandemia.

También me gustaría aprovechar para destacar la magnífica respuesta de solidaridad que ha habido en la Universidad de Valladolid ante el llamamiento de las autoridades sanitarias. Numerosos grupos, departamentos, institutos y centros de los cuatro Campus de la UVa respondieron a la petición de colaboración aportando equipos de protección individual (mascarillas, guantes, batas, buzos, etc.) en una cantidad extraordinaria. Otros grupos con impresoras 3D han colaborado, y siguen colaborando, fabricando pantallas protectoras individuales, empleando las láminas de acetato que prácticamente todos los centros de la UVa se han prestado a recolectar. La UVa ha aportado las 300 camas y mobiliario auxiliar que se están utilizando para montar un hospital de campaña en Valladolid para atender a afectados por Covid-19, así como 15 camas adicionales con destino a reforzar la atención a los pacientes en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Material sanitario más específico se ha aportado desde distintos departamentos e institutos universitarios. Asimismo, se ha puesto a disposición de Sanidad los equipos PCR que tiene la UVa, por si necesitasen ser utilizados en las pruebas diagnósticas de Covid-19. He recibido numerosos mensajes de agradecimiento por parte de hospitales, autoridades sanitarias y educativas, así como de la Delegación Territorial de la Junta, ante esta respuesta solidaria excepcional de la UVa. Sinceramente, me emociona y enorgullece formar parte de esta comunidad universitaria, con personas extraordinarias, que saben estar a la altura. Quería compartirlo con todos vosotros para que también podáis sentir ese orgullo de pertenecer a la comunidad de la Universidad de Valladolid.

Por todo ello, permitidme que os manifieste mi confianza en el futuro próximo. La UVa ha demostrado estar a la altura en cuanto a solidaridad. Tengo la convicción, y vuestro trabajo diario la refuerza, de que sabremos estar a la altura del reto que enfrentamos. Que sabremos conseguir cumplir con nuestra misión en la sociedad. Que proporcionaremos a nuestros estudiantes la mejor formación académica posible. Que seguiremos contribuyendo al progreso de nuestra sociedad. Una sociedad azotada ahora por una tormenta sanitaria sin precedentes. Mi compromiso personal, y el de todo mi equipo, es hacer todos los esfuerzos necesarios para este reto. Y estoy seguro de que contamos con todos vosotros para ello.

Muchas gracias, una vez más, por vuestro compromiso y colaboración.

Recibid un afectuoso saludo.

Antonio Largo Cabrerizo

Rector